¿Quién es responsable por un choque debido a la lluvia?

¿Quién es responsable por un choque debido a la lluvia?

| Apr 19, 2021 | Choques automotrices |

Cada habitante de Seattle sabe lo que es manejar en la lluvia. Los peligros que trae la lluvia a los conductores son muchos. Incluyen baja visibilidad, calles resbalosas, neblina y agarre de ruedas reducido. Si usted sufre un accidente automovilístico gracias a los efectos de la lluvia, ¿quién va a ser responsable?

Obligación de diligencia

Cada conductor tiene una obligación de diligencia (enlace en inglés) para con los otros conductores y peatones en la calle. Esto significa que, cuando usted se sube al auto y pone mano en el volante, asume la obligación legal de manejar con cuidado y prudencia, y de evitar cualquiera situación peligrosa para usted mismo y para los demás.

Esta obligación se extiende a las situaciones en que haya mal tiempo, como la lluvia, el viento, la neblina y la nieve. La ley requiere que, si usted elije manejar en esas condiciones, que tome en consideración los peligros presentes y aplique las medidas adecuadas para disminuir el peligro lo más posible.

Esto significa que tiene una obligación de mantener los limpiaparabrisas en buena condición y de usarlos cuando llueve. También debe asegurarse de que funcionen bien los frenos y que tengan bastante aire las ruedas, para poder frenar de golpe si sea necesario.

La responsabilidad por un choque

Todos los conductores que eligen salir a la calle tienen la responsabilidad de adaptarse a las condiciones del tiempo. Esto significa que el mal tiempo no se puede usar como excusa por un accidente.

Si usted tiene un accidente de auto en la lluvia, su responsabilidad legal (enlace en inglés) será igual que si no estuviera lloviendo. La razón por esto es que las cortes presumen que cada conductor asume los riesgos del tiempo cuando eligen manejar, y se espera que tomarán las medidas adecuadas para evitar un accidente.

Este resultado puede parecer injusto, especialmente en ocasiones en que es humanamente imposible controlar el auto, debido a las condiciones de la ruta. Si usted sospecha que esté en riesgo, ejerza la prudencia y espere por condiciones más favorables antes de subirse al auto si es posible.